El cuadro nazarí apela a su condición de eterno superviviente en la categoría

EIBAR. 12/02/2017 08:40 |0

El Granada ha resurgido de sus cenizas tras la victoria que obtuvo el pasado martes ante el Las Palmas. Sigue estando aún lejos de la permanencia, pero todos en el club nazarí apelan a esan condición de eterno superviviente que se ha ido ganando desde que el 18 de junio de 2011. Un gol de Xumetra en el Martínez Valero de Elche supuso el retorno del cuadro rojiblanco a Primera 35 años después.

Los andaluces se han especializado en caminar sobre el alambre en todas y cada una de las campañas. No han tenido ni un momento de sosiego, por lo que están más que habituados gestionar el sufrimiento y la agonía.

En su primer año en la máxima categoría fue como una terapia de choque. Tras una temporada de altibajos, con destitución de Fabri González y contratación de Abel Resino incluida, el Granada logró la permanencia en Primera en la última jornada de liga, a pesar de caer derrotado por 1 a 0 en el Estadio de Vallecas ante el Rayo Vallecano con un gol de Raúl Tamudo en el descuento. Solo un milagro le podía salvar y se dio en El Madrigal, puesto que la derrota de los castellonense ante el Atlético de Madrid (0-1) condujo a los amarillos a Segunda y salvó in extremis a los andaluces.

Anquela asumió el reto de no pasar apuros en la temporada 2012-13, pero no tuvo éxito en su empresa y, finalmente, el club nazarí recurrió a Lucas Alcaraz, que tuvo que esperar hasta la penúltima jornada para certificar su salvación .

El técnico granadino se ganó la renovación, pero a él también le tocó protagonizar otra temporada agónica que se resolvió en una jornada final no apta para cardíacos. Con el Betis ya descendido, había otras dos plazas a esquivar y cinco equipos implicados, Almería, Osasuna, Getafe, Valladolid y el propio Granada, que dio otra asombrosa muestra de su capacidad de supervivencia al ganar precisamente en casa de los pucelanos gracias a un gol en propia puerta del defensa del Valladolid Stefan Mitrovic.

La campaña 2014-15 la recordarán bien los eibarreses, puesto que el cuadro azulgrana acabó descendiendo entre otras cosas porque el Granada, que acabó con los mismos 35 puntos, logró golear a la Real (0-3) en la penúltima jornada y empatar ante el Atlético en la última. En el pasado ejercicio también sufrió y se salvó en la penúltima jornada.

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©SDEIBAR

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x